La enfermedad del Edulcorante Artificial

La enfermedad del edulcorante artificial (EEA) está arrasando en todo el mundo, afectando a millones  de consumidores, y la medicina occidental la llama de cualquier manera menos lo que es realmente, por lo que los médicos pueden recetar medicamentos costosos y dar una nueva cita para las próximas semanas.


Lo llaman dolores de cabeza recurrentes, migrañas insoportables, depresión, ansiedad, dolor muscular, zumbidos o pitidos en los oídos, fatiga crónica, fibromialgia, síndrome del intestino irritable (SII), enfermedad de Crohn, pero no la llaman EEA, o el paciente puede dejar de consumir edulcorantes artificiales, y no programar más visitas al médico.

Sintomas

Los síntomas de los EEA pueden cambiar durante la noche, dependiendo de la cantidad de edulcorante químico que se consume, y cuáles son. Algunas combinaciones son especialmente tóxicas. Los consumidores pueden padecer desde un dolor de cabeza o una migraña a vómitos o problemas de visión o un malestar estomacal. Muchas personas experimentan trastornos del sistema nervioso, espasmos cólicos, nerviosos y reflejos anormales.

4 de cada 5 casos de fibromialgia afecta a las mujeres, que son más propensas a comer alimentos dietéticos y consumir bebidas en su dieta que los hombres. Pronto todas las marcas de chicles añadirán edulcorantes artificiales a sus productos.

La buena noticia es...

La buena noticia es que  la cura para la Enfermedad de los Edulcorantes Artificiales es totalmente gratuita y no tiene efectos secundarios.

Aquí está la cura secreta para la EEA: dejar de comer la goma de mascar sin azúcar y los dulces, y luego a la basura con todos los alimentos y bebidas que tiene y que están etiquetados como “light” y “cero.”


Lea las etiquetas de todo, así se pueden filtrar todos los edulcorantes artificiales de sus productos, incluido el aspartamo, la sucralosa, sorbitol, acesulfame-K, el ácido aspártico, y la sacarina.

Alternativa

Como alternativa a la intoxicación por sí misma, empiece a comer más verduras dulces ecológicas. Si los problemas persisten, lleve una lista de todo lo que come durante la semana a su naturópata o nutricionista para analizar. Recuerde, si  estás enfermo por comer pan mohoso, no se vende un medicamento recetado para curarlo, sólo deja de comer pan mohoso.


Fuente: Naturalnews.com

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en dejar un comentario

 

Dejar un comentario