Escapada al Vall de Laguar

Seguimos con este primaveral invierno que  invita a abandonar la ciudad cada vez que llega el viernes, buscando un mayor contacto con la naturaleza. Hoy, recordamos la "escapada" de la semana pasada.

Por qué elegimos Vall de Laguar...

Allá por el 1611 llegaron al puerto de Denia, provenientes de Mallorca un grupo de familias, destinadas a repoblar la zona tras la expulsión de los árabes de este, su último reducto. Entre ellos, los Moll, mi familia.


Se instalaron en un pueblecito llamado Benimaurell, en el corazón de Vall de Laguar.

Hará unos 14 años, nuestros amigos Bhodin y Adelina, compraron “casualmente” allí, en Benimaurell, las tierras donde se construiría más tarde el Centro de Retiros Solterreno, un lugar mágico en un entorno inigualable.

Parece que el tiempo se detenga, y el pasar unos días allí, marca un antes y un después en la salud, tanto en el cuerpo como en la mente y el espíritu.


En plena montaña, y rodeada de toda una explosión de naturaleza que nos brinda un montón de plantas medicinales y comestibles. La cantidad y variedad son tan grandes, que solo os reseño las que me traje para casa.

Qué nos llevamos para nuestro "botiquín" y nuestra despensa...

1. Caléndulas

Desde hace más de 3.000 años, los egipcios consideraban a esta flor una planta milagrosa. Los griegos y romanos la utilizaban para curar muchas enfermedades. Hoy en día además de sus usos medicinales, también la cosmética ha encontrado en ella una gran aliada y la incluye en muchas formulaciones.

  • Protección de la piel durante la radiación. Un estudio en pacientes de cáncer de mama que estaban recibiendo radioterapia indica que el ungüento de caléndula puede ayudar a prevenir dermatitis en la piel.
  • Infección de oído
  • Inflamación de la piel
  • Úlceras venosas de las piernas
  • Curación de heridas y quemaduras. En los culitos irritados de los bebés por pañales o dentición, es maravillosa.

2. Diente de león

  • Ideal a la hora de depurar el hígado, ayudando naturalmente en el cuidado de este importante órgano de nuestro cuerpo. Científicamente se ha demostrado que el diente de león es capaz de aumentar de entre 2 a 4 veces la secreción de la bilis. Y es por esto por lo que es recomendada para, por ejemplo, estimular aquellos hígados que sean “perezosos“.
  • También cuando nos diagnostican de hígado graso (un trastorno muy común a día de hoy que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el hígado), una de las plantas medicinales a incluir dentro del tratamiento es el diente de león, por su capacidad depurativa.
  • Favorecer una buena digestión.
  • Útil a la hora de eliminar las toxinas que nuestro organismo ha acumulado.
  • Recomendada en el proceso de depuración natural de nuestro cuerpo.  


3. Borrajas

Las borrajas tienen un doble uso: Medicinal y alimentario.

Remedios saludables

  • Mala circulación.
  • Fiebre, pulmonía o palpitaciones.
  • Reumatismo

Usos en la cocina

La borraja no sólo tiene magníficas propiedades para la salud de toda la familia, sino que también se puede utilizar para preparar suculentos platos.

Las hojas de borraja se pueden comer tanto en ensaladas, previo escaldado, como en revueltos, salteados, hervidos, en guisos, etc.

Una delicia son las hojas tiernas de borrajas en tempura y regadas con miel de arroz.

Las infusiones de esta planta, funcionan a la perfección para lavados emolientes y calmantes, sobre todo en personas con la piel muy sensible o con tendencia a irritarse. Si aplicamos las hojas frescas de borraja directamente sobre la piel también conseguiremos múltiples beneficios.

El aceite de borraja, junto con el de onagra, es uno de los más recomendados para sobrellevar los desajustes hormonales que sufren las mujeres todos los meses ante la llegada de la menstruación.


4. La Salvia

Cuenta con múltiples propiedades que contiene para tratamientos medicinales así como para fines culinarios, cosméticos e incluso en aromaterapia.

  • La salvia tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que se recomienda en casos de enfermedades como el reumatismo, la artritis, así como para aliviar los dolores musculares. Y es que además actúa también como relajante muscular, es por ello que algunos deportistas recurren a la salvia cuando sienten sus músculos adoloridos debido a un mal gesto o un sobreesfuerzo.
  • Las mujeres que sufren de trastornos menstruales y de fuertes dolencias durante el ciclo menstrual, pueden aliviarse con una infusión de salvia, pues ayuda a calmar los dolores de cabeza y vientre, previene la retención de líquidos y la irritabilidad en general.

Cabe destacar que además de las infusiones, existen otras formas de aprovechar los beneficios de la salvia como es a través de su aceite esencial o tomándola en cápsulas.

  • Otra de las propiedades curativas de la salvia es a nivel digestivo. Está especialmente indicada para las digestiones difíciles, para reducir las flatulencias, la diarrea y los vómitos. Asimismo, una infusión de salvia actúa contra la acidez estomacal e hinchazones abdominales.
  • Gracias a sus propiedades antisépticas, la salvia es usada a modo externo para curar y favorecer la cicatrización de heridas y úlceras. Y, a modo de gárgaras, es excelente para el tratamiento de anginas, faringitis, gingivitis y cualquier inflamación del tipo bucofaríngea.
  • La salvia está considera como un buen hipoglucemiante, es decir, su uso favorece la disminución de la cantidad de azúcar en la sangre. Esto hace que se recomiende para tratamientos contra la diabetes.
  • Además, la salvia contiene propiedades termorreguladoras y resulta muy útil para frenar la sudoración excesiva y regular las secreciones salivares y lácteas. Entre otras propiedades curativas de la salvia, destacamos las que sirven para combatir bacterias, virus y fortalecer el sistema inmunológico.

También recolecte...

...ruda, orégano silvestre, poleo-menta, gordolobo...en fin, una autentica delicia de paseos y de fin de semana.

Tiempo de aprender y de disfrutar de la calidez de la amistad. De hacer ejercicio, de reír, pasear por ese maravilloso valle, con el Caballo Verd al fondo y de respirar aire puro, el mismo aire, que un día hace siglos, respiraron mis antepasados.



Comentarios

No hay comentarios, se el primero en dejar un comentario

 

Dejar un comentario