Botiquín de Otoño Natural: Plantas Medicinales

Las plantas son naturaleza, son pureza, son salud, son energía y tranquilidad... las plantas son vida. Pueden mejorar nuestra salud física y nuestro bienestar emocional.


Plantas: Fines culinarios, curativos y aromáticos

El fin de semana pasado, no pude resistirme a la idea de salir al campo a renovar el oxígeno de mi sangre y deleitarme con toda la gama de colores que ahora nos ofrece. Un rumor de un rio, me llevo hasta el nacimiento del Palancia, en Castellón.

Una delicia de paseo: fuentes de agua cristalina y multitud de plantas medicinales salieron a mi encuentro. Las recogí, como un regalo de la generosa Naturaleza, para abastecer mi casa y mi botiquín de otoño.

En este post os hablo de algunas:

El laurel: Además de  aromatizar los guisos de temporada, nos proporciona una mejor digestión, ya que previene la acidez y la formación de gases. Nos protege de parásitos y tiene propiedades antirreumáticas y diuréticas.

El tomillo: Delicioso en los guisos de legumbres, las hace más digestivas. Tiene propiedades increíbles: antimicrobiano, antitusivo  y expectorante (resfriados y gripes). Útil en gastritis crónicas y usado externamente, potente desinfectante y bactericida (enjuagues bucales contra infecciones y mal aliento); y en la piel, para heridas y psoriasis.

Poleo menta: Se recomienda en procesos dolorosos y espásticos de la digestión, como cólicos y flatulencia.

Uva de pastor (o raïmet de pastor): Combate las llagas y los herpes en la boca por su poder desinfectante y cicatrizante. También en picaduras y heridas es muy útil. Pero, he de reconocer que a mí me gusta comerlos en pickle (adobo) con tomillo, pebrella y limón.

Una mañana muy fructífera a todos los niveles con NaturalMente





Comentarios

No hay comentarios, se el primero en dejar un comentario

 

Dejar un comentario