Algas. La farmacia en el mar

 El 2 de octubre del 2015 llevamos a cabo uno de los talleres que más disfrutamos. Los participantes siempre salen maravillados, y en esta ocasión no ha sido menos. Las algas. Un diamante en bruto del que nos perdemos muchos beneficios si no las tenemos en cuenta en nuestra alimentación diaria. En este post os ofrecemos algunas saludables curiosidades sobre ellas.



Es increíble y sorprendente que tan solo hace unos cincuenta años que occidente redescubrió las algas para incorporarlas a su dieta. Los beneficioso son tales que han alcanzado muchísima popularidad y la demanda ya supera el abastecimiento natural de varias especies.

Algas. Fuentes de Nutrición y Salud

En occidente hace relativamente poco tiempo, pero otros nos llevaban ventaja. Ya en el siglo VI a.C., la enciclopedia china Ehr Ya,  registraba el uso cotidiano de doce especies distintas de algas. Desde tiempos remotos, y en todas las culturas, los pueblos costeros incorporan vegetales marinos a sus comidas diarias. Incluso lejos de los océanos, procedentes de lagos y ríos han servido como alimento.
Además, los celtas y los vikingos mascaban alga Dulse en sus viajes. La Nori silvestre ha sido popular desde tiempos de los romanos… Pero son los japoneses quienes más han desarrollado su potencial culinario. De hecho, todas las variedades que consumimos actualmente, formaban parte del tributo anual a la corte.

¿Qué nos pueden aportar las algas en nuestra alimentación?   

Son una fuente de nutrición y salud. Las verduras marinas contienen entre diez y veinte veces más de minerales que las terrestres: calcio, hierro, potasio, yodo y magnesio. También  cabe destacar su gran riqueza en proteínas, mucílagos y vitaminas. En menor cantidad obtenemos también oligoelementos, que aunque requerimos en menor cantidad, son esenciales para realizar determinadas funciones corporales. El yodo por ejemplo es difícil de obtener de cualquier otra fuente que no sea el mar determinante en la prevención del bocio.

 Las verduras marinas contienen entre diez y veinte veces más de minerales que las terrestres

Propiciar la expulsión de metales contaminados, radioactivos y tóxicos. Los vegetales marinos contienen ácido algínico, capaz de combatir las toxinas en nuestro cuerpo y permite su eliminación natural. Las algas pueden ayudar también a disolver las grasas y depósitos de mucus que aparecen en el cuerpo por el excesivo consumo de carne y productos lácteos.

Las algas ayudar a disolver las grasas y a hacer la digestión

En las dietas de adelgazamiento las algas constituyen un complemento ideal debido a la gran proporción de fibra saciante que poseen. Además ayudan a realizar la digestión, ya que sus mucílagos cubren las paredes del estómago protegiendo a la mucosa gástrica del exceso ácidos secretados, y por otro lado, facilita el tránsito de los alimentos a través del intestino.

En las dietas de adelgazamiento las algas constituyen un complemento ideal debido a la gran proporción de fibra saciante que poseen


Hoy os hablamos de una alga en concreto: La ALGA KOMBU

  • Depuradora natural del intestino, amalgamando toxinas en la pared del colon y eliminándolas de forma natural. Además previene la colitis (inflamación del colón) y neutraliza las flatulencias.
  • Contiene dos azúcares simples: fucosa y manitol, de gran importancia para los diabéticos, ya que no aumenta el nivel de azúcar en la sangre.
  • Regula la tiroides por su alto contenido en yodo. Adelgaza a las personas obesas y engorda a las muy delgadas.
  • Eficaz contra la hipertensión. Suave estimulador del sistema linfático.
  • En polvo se puede añadir al agua del baño, como tónico y remineralizante.
  • Se sabe que de los catorce elementos esenciales para las apropiadas funciones metabólicas del cuerpo humano, trece existen en la kombu.

¿Qué te ha parecido? Te animamos a introducirla en tus recetas

Incluye las verduras del mar en tu dieta con NaturalMente


Comentarios

No hay comentarios, se el primero en dejar un comentario

 

Dejar un comentario